Reflexión Dominical (2019-01-27): El espíritu del Señor está sobre mí


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Lucas 1, 1-4; 4, 14-21

EL ESPÍRITU DEL SEÑOR ESTÁ SOBRE MÍ

El evangelio de San Lucas esta semana nos acerca la misión de Jesús para que la conozcamos mejor.

Jesús, sabe bien que no es rey, no viene a gobernar y someter al pueblo, Él viene a liberar, a salvar porque esa es la voluntad de su Padre.

Quiere en todo momento dar un mensaje de esperanza para toda la humanidad y de forma especial para aquellos hijos de Dios, hermanos nuestros que viven en la más humillante pobreza mientras que otros viven despilfarrando las riquezas.

Por ello, ser cristiano es un compromiso de amor que debe llevarnos a todos, pero de forma singular a los que nos llamamos cristianos a trabajar para erradicar la pobreza, la marginación, la falta de solida-ridad, de justicia, de paz y de amor.

Cristo no desea una Iglesia perfecta, sino una Iglesia acogedora, amorosa, donde los más desfavorecidos tengan lugar preferente, porque la Buena Noticia es que todos somos Hijos de Dios y todos tenemos derecho a una vida digna.

Nuestro compromiso como Iglesia debe ser tender las manos a esos hermanos que carecen de lo más elemental: paz, trabajo, vivienda, pan, educación, justicia, ropa etc, para que puedan vivir dignamen-te.

Señor, me has dado muchos medios para conocerte: tu Palabra en la Escritura, los sacramentos, el buen ejemplo de otros cristianos; gracias por ayudarme a buscarte con fe, esperanza y amor. Dame la gracia de seguirte con sinceridad y transparencia para cumplir la misión que me has encomendado.

Fuentes: El Taller de la Serenidad / Catholic.net