Reflexión Dominical (2018-10-28): Maestro que pueda ver


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Marcos 10, 46-52

MAESTRO QUE PUEDA VER

¡Qué lección nos da el evangelio de hoy! Una persona que no ve, se acerca a Jesús para pedirle que lo saque de la oscuridad en la que vive. Jesús se lo concede porque la fe de este hombre es sincera. No ve, pero escucha lo que se habla de Él y su corazón se abre a su Palabra.

Nosotros venimos a la Eucaristía, somos Iglesia y nos sentimos cristianos, pero ¡qué poco conocemos a Jesús!

Ante un mundo ciego, hedonista, los cristianos no alzamos nuestra voz para abrir los ojos de la humanidad, como Jesús hizo con el ciego Bartimeo, si no que nos dejamos atrapar y arrastrar por la oscuridad.

La iglesia, los cristianos, debemos ser luz, antorcha que alumbre nuestro caminar diario, el caminar de la humanidad, pero para ello debemos quitarnos la venda de los ojos, creer y gritar a pleno pulmón que Cristo es la luz, la verdad.

Sólo así el mundo cambiará, será verdaderamente la casa de todos y la alegría y el amor serán el distintivo de una verdadera hermandad.

Hagamos como el ciego Bartimeo, soltemos las ataduras que nos atan y seamos cirio pascual para todos.

¡¡¡Feliz semana!!! Sonrían y sean luz para todos.

Fuente: El Taller de la Serenidad