Reflexión Dominical (2018-08-12): El que cree en mi tiene vida eterna


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Juan 6, 24-35

EL QUE CREE EN MI TIENE VIDA ETERNA

Los judíos no pueden reconocer en Jesús la divinidad. ¡Imposible que una persona de la que conocen sus orígenes pueda decir que ha bajado del cielo!.

Si observamos, la actitud de Jesús es tranquila, no se extraña de que duden de Él. Saben que los más críticos alejan a Dios del hom-bre.

Jesús pide que no critiquen, sabe que el corazón del hombre es duro y obstinado, pero poco a poco cambiará.

Jesús sabe que para creer en Él, hay que sentirse atraído por su per-sona, amarlo para poder vivir a su estilo.

Si caemos en la cuenta, hoy nos pasa igual, ¡cuántas personas du-damos de la divinidad de Jesús!. Resulta difícil ver a Dios en mo-mentos en que hay crisis, problemas, ansiedad,… Cuesta trabajo creer en la institución eclesial, en su predicación, porque para tener fe tenemos que aprender a conocer a Jesús y amarlo.

Las palabras de Jesús, hoy al igual que entonces, vienen a remover nuestras conciencias, a hacer vivir de forma diferente, sabiendo que somos parte de una sociedad diferente, pero que debemos dejar sitio para interiorizarlas, meditarlas y ponerlas en práctica, entonces entenderemos que Jesús es el Pan bajado del cielo que viene para alimentarnos y llenarnos de vida.

Nosotros, los que le conocemos, los que le seguimos, debemos ha-cer que Dios sea Pan visible, Pan compartido para que no falte en ninguna mesa y que la humanidad sea cada vez más altruista y soli-daria.

Fuente: El Taller de la Serenidad