Presentación Agosto Mes de la Familia


“El Evangelio de la familia,
alegría para el mundo”

El Papa Francisco dice que “la familia es el símbolo vivo del proyecto amoroso que un día el Padre soñó. Querer formar una familia es animarse a ser parte del sueño de Dios, es animarse a soñar con Él, es animarse a construir con Él, es animarse a jugarse con Él esta historia de construir un mundo donde nadie se sienta solo.” (1)

Unidos a la Iglesia, que este año convoca a todas las familias del mundo a encontrarse con el Santo Padre en Dublín, Irlanda, hemos considerado oportuno asumir para este mes de agosto, Mes de la Familia, el lema del IX Encuentro Mundial de las Familias: “El Evangelio de la familia, alegría para el mundo”. De frente a un relativismo moral que amenaza la naturaleza y la unidad de la familia, hoy más que nunca, debemos sentirnos invitados por el Señor y la Iglesia a salir al encuentro de cada una de ellas para que, en medio de tantas situaciones de fragilidad e incertidumbre que atraviesan les anunciemos el Evangelio de la Familia en el que encontraran una auténtica respuesta a las expectativas más profundas de la persona humana: a su dignidad y a la realización plena en la reciprocidad, en la comunión y en la fecundidad. (2)

Asumir hoy a la familia como un campo prioritario de misión es de algún modo ser parte de ese sueño de Dios que le ha dado a la misma, desde la creación del hombre y la mujer llamados a ser “una sola carne” en el matrimonio, características de ese amor Trinitario en el que “nuestras familias tienen su origen, su modelo perfecto, su motivación más bella y su último destino” (3); y donde cada persona está llamada a vencer su pobreza existencial más profunda que es la soledad (4)

Soñemos, junto al Padre, en devolver a cada familia esa alegría que brota del Evangelio y le ayuda a recuperar la esperanza de que aun cuando “no existe la familia perfecta… no hay que tener miedo a la imperfección, a la fragilidad, ni siquiera a los conflictos pues el Evangelio da la gracia para superar los propios límites y el mismo pecado (5) Ayudémosle a creer que la mejor herencia para las próximas generaciones es un mundo con familias (6) y a tener la absoluta certeza de que “el bien de la familia es decisivo para el futuro del mundo y de la Iglesia.” (7).

+Mons. Manuel Eugenio Salazar Mora
Obispo de la Diócesis de Tilarán-Liberia
Presidente de la Comisión Nacional de la Pastoral Familiar

——————————-

1 Fiesta de las Familias y Vigilia de Oración, 26/9/2015
2 Cfr. AL 201
3 Documento Aparecida 434
4 Cfr. Gn 2, 18
5 Cfr. Mensaje para la XLIX Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.
6 Cfr. Papa Francisco. Cuba, 22/9/2015
7 AL 31

Fuente:
Conferencia Episcopal de Costa Rica -  Comisión Nacional de la Pastoral Familiar, Instrumentos Mes de la Familia 2018.