Reflexión Dominical del 16 de octubre de 2016: El juez injusto y la viuda


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Lucas 18, 1-8

PARÁBOLA DEL JUEZ INJUSTO Y LA VIUDA

Venimos cada domingo a celebrar la Eucaristía, quizás oremos en casa a diario, pero ¿practicamos la justicia y el amor cada día?

El evangelio hoy, nos recuerda el poder de la oración, pero hace hincapié en la justicia y el amor.

San Lucas nos habla de las personas que pasan de Dios, que no respetan la dignidad de los demás, que buscan su beneficio personal aunque los más desvalidos no tengan cubiertas las necesidades básicas. El ejemplo lo encarna en un juez que pasaba de Dios y de los hombres.

Después, el segundo ejemplo nos llega a través de una viuda. En aquel tiempo las viudas en Israel eran uno de los grupos sociales marginados; en la actualidad ¿Cuántas viudas o separadas viven con una paga realmente mísera?

Los profetas continuamente denunciaban la situación de este colectivo, al igual que hoy la Iglesia y otras instituciones recuerdan continuamente que todas las personas deben tener un salario digno para poder vivir.

Por ello el evangelista empieza recordándonos como debe ser nuestra oración, perseverante, sin desánimo y poniendo nuestra confianza en Dios. Cómo la viuda del evangelio que insistió hasta que fue escuchada.

Pensemos: ¿Cómo es nuestra fe?, ¿Es simplemente una fe de cumplimiento o realmente es una fe viva, cuyo pilar es Jesús y que defiende y trabaja por la justicia y el bienestar de todos?

Fuente: El Taller de la Serenidad