Reflexión Dominical: La paz les dejo, mi paz les doy


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Juan 13, 31-33. 34-35

LA PAZ LES DEJO, MI PAZ LES DOY

Los discípulos saben que a Jesús le queda poco tiempo para seguir con ellos. Se sienten abatidos, tristes. Jesús lo sabe porque conoce bien a sus discípulos y quiere animarlos, por ello decide confiarles su deseo: que su palabra, el mensaje de salvación que Él trae no se pierda.

Jesús les dice, y nos dice: «el que me ama guardará mi palabra, el que no me ama no la guardará» quiere que seamos fieles a su palabra y que seamos testimonio del amor de Dios entre los hombres.

Dios no quiere dejarnos solos, por ello, nos envía al Espíritu Santo para que nos ayude en el camino y nos dé cada día la fuerza necesaria para trabajar por la paz, la justicia y el amor.

El Espíritu nos ayudará a conocer mejor la Palabra de Dios y a ponerla en practica. Veintiún siglos después:

 ¿Seguimos con fidelidad la Palabra que Jesús nos dejó?

 ¿Somos realmente dignos de llamarnos sus seguidores?

 ¿Nos dejamos guiar por el Espíritu Santo?

¡¡¡Feliz semana a todos!!!

Adaptado de: “El taller de la serenidad”

Domingo 1 de mayo de 2016.