Mensaje del Arzobispo Metropolitano Mons. José Rafael Quirós Quirós: ¡Gracias trabajadores!