Reflexión Dominical: Solemnidad del Bautismo del Señor


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Lucas 3, 15-16. 21-22

SOLEMNIDAD DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

La fiesta de hoy, con la que concluye el tiempo navideño, nos brinda la oportunidad de ir, como peregrinos en espíritu, a las orillas del Jordán, para participar en un acontecimiento misterio-so: el bautismo de Jesús por parte de Juan Bautista.

Hemos escuchado en la narración evangélica: "mientras Jesús, también bautizado, oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo sobre él en forma de paloma, y se escuchó una voz del cielo: "Tú eres mi Hijo predilecto, en ti me com-plazco"" (Lc 3, 21-22).

Por tanto, Jesús se manifiesta como el "Cristo", el Hijo unigénito, objeto de la predilección del Padre. Y así comienza su vida pública. Esta "manifestación" del Señor sigue a la de Noche-buena en la humildad del pesebre y al encuentro con los Magos, que en el Niño adoran al Rey anunciado por las antiguas Escrituras.

S.S. Juan Pablo II (2001-01-07)

Domingo 10 de enero de 2016.