Reflexión Dominical: "Ha dado más que todos".


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Marcos 12, 38 - 49

“HA DADO MÁS QUE TODOS

Hoy aprendemos que a los ojos de Jesús, el monto de lo que se ofrece en la limosna no cuenta, sino lo que éste significa en desprendimiento y generosidad. Lo mismo se aplica a todas las acciones que le ofrezcamos a Dios. Puede ésta ser de gran envergadura y ¡qué bueno!, o puede ser una labor pequeña y constante. 

En cualquiera de los dos casos no nos podemos olvidar que el Señor está presente, y ve en el fondo del corazón de cada persona, como en el de la viuda, la intención y el grado de amor y generosidad que nuestros actos conllevan. 

En las matemáticas del Señor no hay lógica humana; ellas se rigen sólo por un común denominador que se llama “amor”.

Reflexión apostólica

El apóstol de Cristo ha de vivir en un marco de sencillez, ajeno al deseo de sobresalir y de ser aplaudido. Dirige su mirada a Dios y a Él entrega sus obras. Desprendiéndose de su egoísmo sale, generosamente, al encuentro de las necesidades de su prójimo, movido por el amor y la fe en Jesucristo.

Recordemos que todo nuestro progreso en el conocimiento y en la experiencia de Dios tiene relación con la humildad. Cuanto más humilde seamos, tanto más podremos llenarnos de Dios y participar de su vida divina, pues en esto consiste la auténtica santidad. 

Sólo si buscamos la humildad estaremos en el camino de la santidad. 

Domingo 8 de noviembre de 2015.