Reflexión Dominical: Yo soy el buen pastor


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Juan 10, 11-18

"YO SOY EL BUEN PASTOR"

Meditación:

Jesús nos habla de Sí mismo, se presenta como el buen pastor de nuestras almas. ¿Cómo es este pastor? Él conoce a cada uno por su nombre. Sabe cómo somos. Para Él no existen las masas ni los grupos. Cada uno es irrepetible, con su riqueza personal y su destino único. 

Cada uno de nosotros es querido por Dios. Como un padre ama a cada hijo, así nos ama Jesús, con un amor personal, como si fuéramos los únicos en el mundo. Él quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros. Sueña con nosotros. Se entusiasma con nuestra salvación. 

Además de ofrecernos su amistad y su amor personal, Jesús hace lo que ningún pastor estaría dispuesto a hacer, por más bueno que fuera: da su vida por nosotros. En la Semana Santa y en la Pascua nos lo ha demostrado, hasta el extremo de morir en la cruz para salvarnos.

Si un pastor quiere lo mejor para su rebaño, ¿cómo Jesús no nos ha de conducir hacia aquello que es nuestro verdadero bien? El Señor quiere llevarnos con Él a gozar de su Reino. Pero para ello debemos ser ovejas dóciles, que escuchen su voz, que se dejen pastorear y guiar por Él. 

Domingo 26 de abril de 2015.