Reflexión dominical: Ocho días después se les apareció Jesús


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san  Juan 20, 19-31

"OCHO DÍAS DESPUÉS SE LES APARECIÓ JESÚS"

En este primer domingo después de la Pascua, nos lleva a meditar.

La resurrección no elimina la cruz. Es sólo porque Cristo llevó su pasión hacia la gloria de la resurrección, que el fracaso y la muerte pueden ser transformados en amor y nueva vida.
  • ¡El don que Cristo resucitado nos ofrece es la PAZ!
  • La figura de Tomás es un modelo de nuestras dudas hasta llegar a la fe verdadera.
“¡Señor mío y Dios mío!” Jesús usa este incidente para darnos la novena bienaventuranza: “Felices (benditos) los que creen sin haber visto.

Esta lectura también nos recuerda que hemos sido enviados por Jesús a continuar su misión.

Para la reflexión personal.
  1. ¿De qué modo me parezco a Tomás? 
  2. ¿Estoy propagando la buena nueva de Cristo? ¿Cómo lo hago? ¿Soy una “buena noticia” para los que me conocen?
Lecturas recomendadas: 
Catecismo de la Iglesia Católica, párrafos 2; 514; 641-645; 659; 730; 1087.

Domingo 12 de abril de 2015.