Reflexión dominical: Tanto amo Dios al mundo que entregó su único hijo


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san  Juan 3, 14-21

"TANTO AMO DIOS AL MUNDO QUE LE ENTREGÓ SU ÚNICO HIJO"

La lectura de hoy nos presenta tres ideas importantes:
  • Jesús es la Palabra eterna de Dios, que estaba con Dios y ERA Dios desde el principio de la creación. Esta Palabra se hizo carne para nuestra salvación.
  • La venida de Jesús es el acto más grande del amor de Dios por nosotros.
  • Para Juan, la “vida eterna” es nuestra relación con Cristo y comienza ahora.

El propósito de la vida de Jesús es salvar a todo el mundo, pero algunos se condenarán al rechazar la Luz.. 

El amor de Dios no se impone jamás, pero quien lo rechaza se condena a sí mismo.

Para Juan, Nicodemo es el modelo del verdadero discípulo por haber aceptado el don de la revelación en su corazón.

Reflexión Personal.
  1. ¿Cómo entiendo yo el llamado de Jesús a nacer de nuevo del agua y del Espíritu?
  2. ¿De qué forma concreta escogí la luz y rechacé las tinieblas esta semana?
Lecturas recomendadas:
Catecismo de la Iglesia Católica, párrafos 54-55; 218-221; 440; 457-464; 662; 678-679; 2130.

Domingo 15 de marzo de 2015.