Reflexión Dominical: Si quieres, puedes limpiarme


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san  Marcos 1, 40-45

"SI QUIERES PUEDES LIMPIARME"

Señor, si Tú quieres las palabras de este Evangelio puede hacer la diferencia en mi día, y en mi vida. Vengo ante Ti como el leproso, necesito de tu gracia. Tócame y sáname de todas mis iniquidades, de mi egoísmo, de mi soberbia, de mi vanidad, de mi indiferencia .

Ayúdame, Jesús, a vivir tu Evangelio al convertirme en un apóstol fiel y esforzado de tu Reino.

Él Leproso conoce a Cristo, profundamente. Sabe lo que hay en su corazón. Por eso se arrodilla. Por eso dice "si quieres". Porque cree plenamente en que Cristo le ama. ¿Creemos nosotros esto? De nuestra confianza depende nuestra curación.

Lecturas recomendadas: Catecismo de la Iglesia Católica, párrafos 1503-1507; 2616.

Domingo 15 de febrero de 2015