Reflexión dominical: Este es el Cordero de Dios


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san  Juan 1, 35-42

"ESTE ES EL CORDERO DE DIOS"

Nadie puede hacer una verdadera experiencia de Cristo y no quedar con alguna huella visible. En este evangelio, se nos muestra cómo el conocimiento de Cristo les lleva a tener una necesidad muy grande de trasmitirlo a los demás. 

El mismo Andrés no duda en llevar la buena noticia de que han encontrado al Mesías a su hermano Simón, para después presentarlo con el Señor y que Cristo lo escoja para seguirlo también. 

El apostolado brota en todo corazón como una exigencia de quien ha experimentado el amor de Dios en su alma y desea ardientemente que los demás también puedan gozar de este maravilloso encuentro.

Propósito

Si yo he ha experimentado el amor de Dios en mi alma, tratar que los demás también puedan gozar de este maravilloso encuentro.

Permite que mi testimonio de vida sea un puente para que otros también te sepan buscar y encontrar.

Fuente:
Boletín Parroquial 145 (2015-01-18)