Unas gotas de historia


Al estar próximos a la fecha de consagración de nuestro Templo Parroquial, es bueno echar una mirada hacia atrás en la historia y recordar cuál fue el origen de la comunidad religiosa en Heredia, pues fue hace exactamente 300 años, siendo Gobernador Interino de la Provincia de Costa Rica el señor José Antonio Lacayo de Briones, español nacido en Navarra, que se erige la primera "ayuda de parroquia" en el "paraje llamado Cubujuquí", hoy la ciudad de Heredia.

Al respecto, el ilustre historiador herediano don Carlos Meléndez Chaverri, en colaboración con la antropóloga Floria Arrea Siermann, nos dicen lo siguiente:

"Las iglesias de los pueblos de indígenas debían atender espiritualmente, sólo a los naturales. Con el paso de los años, esto fue variando, pues los frailes franciscanos comprendieron que era mejor quebrantar las órdenes, que permitir que la gente dejase de cumplir con sus deberes con la Iglesia. Por eso, en 1705, los vecinos españoles de los valles de Aserrí y Curridabat, Pacaca y Barva, solicitaron a las autoridades eclesiásticas, formalmente, que se les permitiese seguir asistiendo a la misa en las reducciones, para no tener que movilizarse hasta Cartago."

"La Iglesia no lo permitió, pero accedió a que se erigiese una ayuda de parroquia (ermita), en el paraje denominado de Alvirilla, muy cerca de Lagunilla y Barreal. Al año siguiente se edificó la modesta ermita con troncos de guachipelín y techo de pajas a donde, ocasionalmente, concurría un sacerdote a oficiar misa. Allí se hicieron algunos bautizos y matrimonios, e incluso se sepultaron algunos muertos. El incipiente templo se dedicó a la advocación de la Inmaculada Concepción."

"La falta de agua impidió que se construyera un verdadero poblado alrededor de la ayuda de parroquia. Por ésto, en 1714, se decidió su traslado al paraje llamado Cubujuquí, que daría lugar a la formación del primer centro urbano español en el valle occidental. Esta es la actual Heredia, pues San José surgió 23 años después."

(Historia General de Costa Rica. Tomo 3 - La colonia, economía y sociedad (1a ed.).
San José (CR), Grupo Nación GN SA, 2010.  Pág. 88)


(Templo actual de la Inmaculada Concepción)

Sobre el origen del nombre Cubujuquí, el historiador herediano Manrique Álvarez Rojas, indica lo siguiente:

"Cubujuquí era el nombre originario que tenían los terrenos donde se asentó la ciudad de Heredia a partir de 1714. Este año 2014, hace 300 años ..."

Según los expertos, Cubujuquí tiene dos significados en lenguaje originario (aborigen): 
  1. "Cubujuquí o Cobux: Tierra que está ubicada en el lugar donde reside el Jefe. (Teoría sostenida por el Dr. Carlos Meléndez Chaverri en referencia al Obispo Bernardo Augusto Thiel Hoffmann)"
  2. "El Ciruelar: Tierra donde abundan las ciruelas. Como en nuestro país no se cultivó ninguno tipo de ciruela en tiempos de la Colonia y aún hoy son muy escasas por ser una fruta exótica, es muy probable que se le diera el nombre de "Cubujuquí" a la nueva Villa de la Inmaculada Concepción (Heredia) por la abundancia de una fruta algo similar en su aspecto a las ciruelas: el jocote silvestre criollo o de cerca (Spondia purpurea). Fruta nativa que si es endémica de nuestras tierras y muy abundante desde siglos atrás."
(Cubujuquí y los jocotes. Heredia (CR), Periódico Heredia Por Siempre, Edición XXIV, Mayo . Junio 2014)


(Fernández Guardia, R. Cartilla histórica de Costa Rica. San José (CR). Lehmann editores, 1984. Pág. 61)