Bautizados nuevo Templo del Señor


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Juan 2, 13-22

"LOS BAUTIZADOS SOMOS EL NUEVO TEMPLO
QUE MANIFIESTA LA PRESENCIA DEL SEÑOR"

Jesús amaba el Templo porque era la casa de su Padre. Sin embargo, ese lugar, que estaba destinado al encuentro con Dios, se hallaba repleto de vendedores y cambistas.

Lo anterior lo podemos trasladar a nuestra vida: Jesús nos ama profundamente, quiere encontrarse con nosotros en el templo de nuestra alma, pero para ello, necesitamos darle su espacio y su tiempo. Quizá haya en nuestra vida muchas cosas que ocupan el lugar que deberíamos darle a Dios.

Puede ser que haya en el atrio de nuestro corazón poco silencio para la oración y se den algunas idolatrías.

¿Hemos dejado entrar en nuestra vida algún tipo de codicia buscando el provecho propio, en lugar de la caridad?

¿Estamos dispuestos a dejar que Jesús eche fuera de nosotros todo lo que es contrario a Él?

Fuente:
Boletín Parroquial 135 (2014-11-09)