Mes de la Biblia: Sexto Encuentro


Sexto Encuentro 
Palabra de Dios y compromiso en el mundo

Y el Rey les responderá:
"Les aseguro que cada vez que lo hicieron, con el más pequeño de mis hermanos, 
lo hicieron conmigo (Mt 25, 40)

“Esperemos que, al encontrarnos con la Palabra viva que es Cristo, estemos fortalecidos para comprometernos con el mundo y con la justicia en la sociedad.”

El “discurso de Jesús acerca del juicio final como lo conocemos, lo encontramos en los capítulos 24 y 25 del evangelio de san Mateo que, a su vez nos presenta:
  • en primer lugar, el anuncio del fin de la ciudad de Jerusalén y de su templo (véase Mt 224,1-2)
  • las señales del fin y las dificultades que acompañan a esos tiempos decisivos (véase Mt 24, 3-28)
  • la venida del Hijo del Hombre, descrita con leguaje apocalíptica, y la necesidad de estar preparados y atentos ante su venida inminente(véase Mt 24, 32-45)
  • las actitudes que son presentadas por Jesús en la parábola del criado fiel (véase Mt 24, 45-51)
  • la parábola de las vírgenes sensatas y necias (véase Mt 25, 1-13)
  • la parábola de los talentos (véase Mt 25, 14-30)”

“En todos estos discursos, se habla de la necesidad de la preparación y la vigilancia ante la venida del Señor. Los protagonistas de estas parábolas son personas activas, trabajadoras, laboriosas y atentas, como también vemos personas poco previsoras y poco preparadas en sus diversos compromisos. Ilustran muy bien a aquellos cristianos poco vigilantes y descuidados ante la llegada de los tiempos definitivos. Con estas enseñanzas, Jesús quiere invitarnos a estar preparados y vigilantes ante su venida definitiva.”

“En especial, quiere destacar las obras de misericordia, llevadas a cabo por aquellos que las realizan a favor de él mismo, así también para destacar la negligencia de quienes no lo hicieron con los hambrientos, sedientos, enfermos, desnudos y encarcelados.”

“Benedicto XVI enseña que la Palabra de Dios y el compromiso por la justicia en la sociedad, no deben estar separados o disociados, sino que esta misma Palabra nos lleva al compromiso con estas realidades, tan presentes entre nosotros.”

“En estos días del “mes de la Biblia”, nos comprometeremos a realizar algunos de los siguientes gestos concretos de: caridad, justicia, solidaridad y de amor; escogiendo aquellos que podamos realizar y que nos recuerdan las diversas obras de misericordia:
  • Visitar a los enfermos, cuidar a ancianos y niños abandonados, dar de comer a los hambrientos o a quienes pasan necesidad, visitar a los encarcelados, donar ropas en buen estado a quienes viven con poco o nada que ponerse, acoger a emigrantes y perdidos… Invitar a los demás a hacer lo mismo.
  • Enseñar al que no sabe, dar buen consejo al que lo necesita, corregir al que se equivoca, perdonar injurias y torpezas, consolar al que está triste, tener paciencia con las debilidades del prójimo.
  • Pedir a Dios por amigos y enemigos, perdonar a quienes nos han ofendido, e invitar a otros a hacer lo mismo.
  • Hacer una colecta de víveres, ropa, o dinero en efectivo, y ayudar a quienes viven en necesidad.

Extractado de:
Centro Nacional de Catequesis. Anunciar la Palabra de Dios al Mundo, XXI Mes de la Biblia setiembre 2014. San José (CR), CENACAT, 2014. Pág. 64-72.