Tanto amó Dios al mundo que le entregó su único hijo


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de San Juan 16-18

TANTO AMO DIOS AL MUNDO QUE LE ENTREGÓ SU ÚNICO HIJO

El Misterio del Dios Uno y Trino  para nosotros. Porque creer en  Dios es creer en el Amor-Comunión de personas, es creer y vivir el amor-donación hasta el extremo. Cuando dos personas saben amarse, sin dejar de ser dos, llegan a ser Uno. Esto es un reflejo del Misterio de Dios. Y esto nos vino a mostrar Jesús, y es lo que San Pablo nos insta vivir: entonces permaneceremos en la gracias del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo.

Misterio que ahora hacemos realidad, ya que siendo muchos y distintos todos formamos un solo Cuerpo (el de Cristo) en la Comunión.

Hoy celebramos a este Señor que ha sido misericordioso con nosotros. Dios es Amor. He aquí la gran Revelación de la Palabra; es una de las mejores afirmaciones que podemos hacer de Dios. Y porque Dios es Amor, por eso es Trinidad .

San Agustín: “Si lo comprendes, no es Dios”.

Fuente:
Boletín Parroquial 114 (2014-06-15)