Reflexión Dominical (2018-06-17): Parábolas del sembrador


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Marcos 4, 26-34

PARÁBOLAS DEL SEMBRADOR

En el evangelio de hoy Jesús nos habla a través de dos pequeñas parábolas agrícolas porque Él sabe que es la mejor forma de que lo entendamos. Nos dice que para testimoniar el Reino de Dios, no podemos hacerlo de cualquier forma, sino tenemos que fijarnos en cómo lo hace Él, y Él lo hace sembrando desde el Amor. Por ello, deberíamos caer en la cuenta, que nuestra tarea es sembrar, y Él será quien recoja.

Muchas veces nos venimos abajo porque nuestras expectativas no han sido todo lo satisfactorias que nos habíamos propuesto al principio, nos olvidamos que nuestra misión es sólo sembrar, tenemos que estar en lo que estamos y eso es sembrar la Palabra de Dios.

Nos olvidemos que vivimos tiempos difíciles y que la Palabra de Dios no es algo llamativo como unos fuegos artificiales, sino que es tan pequeño como un grano que una vez sembrado debe crecer en nuestro interior, debe transformar nuestra forma de ser y actuar.

Cuando el grano germina con fuerza en el interior de la persona, esta trabaja para que el Reino de amor, justicia y verdad llegue a su plenitud, entonces vendrá la recolección. Pero esa no es nuestra tarea.

Vivimos en un mundo cada vez más alejado de Dios. Los que formamos la Iglesia en ocasiones cumplimos las normas pero nos alejamos de vivir al estilo de Jesús. Tomemos conciencia, dejemos crecer el Amor en nuestro interior y éste nos dará la fuerza y valentía necesarias para abrir nuevos caminos

Fuente: El Taller de la Serenidad