Reflexión Dominical (2017-12-24):


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Lucas 1, 26-38

EL "SI" DE MARÍA

Cuando pensamos en el "Sí" de María a la propuesta de Dios, lo po-demos imaginar en un ambiente casi de novela "romántica", y olvi-dar que con ese "Sí", toda su vida quedó comprometida. La respues-ta que ella dio no era algo espontáneo o "lógico". María dirá que sí, más por confianza y fe, que por conocimiento. Ella apenas podía entender lo que le había sido explicado... y sin embargo, dice que "Sí". Además, la fe de María será puesta a prueba cada día.

Ella quedará encinta. No sabe bien cómo, pero lo cierto es que su corazón está inundado por una luz especial. Aunque su querido José dude, ella vive inmersa en el misterio sin pedir pruebas, vive unida al misterio más radical que existe: Dios. Él sabrá encontrar las solu-ciones a todos los problemas, pero hacía falta fe, hacía falta aban-dono total a su voluntad.

María se dejó guiar por la fe. Ésta la llevó a creer a pesar que pare-cía imposible lo anunciado. El Misterio se encarnó en ella de la ma-nera más radical que se podía imaginar.

Estas son experiencias que contrastan con nuestro mundo materia-lista, especialmente en la cercanía de las fiestas de Navidad. Por ello, como cristianos, ¿cómo no centrar más nuestra vida al contem-plar este Misterio inefable? ¿Cómo no dar el anuncio de la alegría de la Navidad a todos los que no han experimentado ese Dios-Amor?

No olvidemos que un día ese Dios creció en el seno de María, y tam-bién puede crecer hoy en nuestros corazones, si por la fe creemos, y si en la espera sabemos dar sentido a toda nuestra vida mirando con valor al futuro.

Fuente: Catholic.net - Evangelio meditado Adviento y Navidad