Reflexión Dominical (2017-09-17): Perdonar hasta setenta veces siete


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Mateo 18, 21-35

PERDONAR HASTA SETENTA VECES SIETE

El evangelio de esta semana nos habla del perdón. A todos nos gusta ser perdonados. Perdonar implica olvidar por completo la ofensa, seguir como si realmente nada hubiese pasado. Pero la realidad nos dice otra cosa, nos cuesta perdonar, nos cuesta pedir perdón y aceptar nuestros errores. Deberíamos caer en la cuenta de que perdonar es un gran gesto de amor porque implica olvidar desde la mente y desde el corazón.

Perdonar es la tarea más importante que tiene encomendada el ser humano sea creyente o no, porque como decía san Francisco de Asís: “Es perdonando como soy perdonado”, pero deberíamos tener en cuenta que para que haya reconciliación debe haber justicia, verdad, misericordia y perdón. Para ello sólo hay que mirar hacía Cristo crucificado en la cruz, ese sí que es ejemplo de amor.

Jesús, hoy te ofrezco mis pecados y mi debilidad, porque soy tu deudor. Sé que me quieres perdonar. Por eso vengo con una gran confianza. Confío en tus méritos y en tu muerte. Yo quiero ser el instrumento de tu perdón. Dame esta gracia. Yo sé que perdonar es la solución de muchos de mis problemas. Ayúdame a ser humilde y a aceptar mis propios defectos y los de las personas a mi lado. ¡Ayúdame a ser un apóstol de tu perdón!

"Señor, toma este corazón de piedra, y dame un corazón de hombre: un corazón que te ame, un corazón que se alegre en ti, que te imite y que te complazca." (San Ambrosio)

Fuentes:
El Taller de la Serenidad
Catholic.net