Reflexión Dominical (2017-09-03): Toma tu cruz y sógueme


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Mateo 16, 21-27

TOMA TU CRUZ Y SÍGUEME

Muchas veces, absortos por tantas preocupaciones e inquietudes, nos olvidamos de las cosas verdaderamente esenciales de la vida y perdemos a menudo la brújula y el sentido de nuestra existencia. Hacemos muchas cosas y nos afanamos en una y mil actividades sin reparar en el porqué o para qué de todo aquello.

En el Evangelio de hoy, nuestro Señor nos dirige una pregunta suma-mente importante y trascendental; más aún, de la respuesta que demos a ese interrogante depende el sentido y el futuro de nuestra misma existencia: “¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si al final pierde su alma? ¿O qué podrá dar para recobrarla?

Es ésta una de las preguntas que atraviesan de polo a polo la histo-ria de la humanidad y ante la cual nadie puede quedar indiferente. ¿Qué has hecho tú por Cristo hasta el día de hoy?...

Cristo te cuestiona hoy a ti, directamente, querido amigo, amiga: ¿De qué te va a servir ganar el mundo entero con placeres, poderes, lujos y vanidades, con dineros, bailes y fiestas superficiales si al final pierdes tu alma o te quedas sin lo más importante y esencial? Y para ti, ¿qué es lo más importante?

Nunca te olvides de la enseñanza que nuestro Señor te da el día de hoy: ¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si al final pierde su alma?” Recuerda que la vida pasa demasiado rápido y que la muerte nos llega de sorpresa, inesperadamente. Cuando la puerta de esta vida se cierra para nosotros, de nada valdrán las lamentaciones.... Piensa en esto por un momento y no pases de largo ante esta llamada de Dios.....¡¡Pon, desde ahora mismo, manos a la obra!!

Fuente: Catholic.net, P. Sergio A. Córdova