Reflexión Dominical (2017-05-14): Yo soy el camino, la verdad y la vida


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Juan 14, 1-12

YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA

El evangelio de hoy da respuesta a preguntas importantes que todos nos hacemos: ¿qué camino seguir?, ¿dónde está la verdad?, ¿qué es y dónde está la vida?

Para el pueblo judío Dios es invisible y lejano, sin embargo, nosotros, los cristianos gracias a Jesús sentimos a Dios cercano y amoroso, porque Dios se ha hecho presencia entre los hombres a través de Jesús. Se ha hecho camino para que todos podamos llegar hasta el Padre y compartir con él nuestras alegrías, nuestras tristezas, en definitiva, nuestra vida. El hombre busca a Dios sin saberlo y Dios busca al hombre. El encuentro entre ambos se realiza en Jesucristo, por que Dios se encarnó para estar cercano y visible.

Jesús es el camino que nos lleva al Padre.

Buscamos continuamente la verdad, nos preguntamos dónde está la verdad y qué es. La verdad no está en la mentira, ni en el dinero, ni en la fama, ni en el poder, la verdad está en la humildad, en el servicio, en el conocimiento de la vida de Jesús y en su seguimiento.

La verdad es Jesús que nos acerca al Padre.

Creemos que vivir es disfrutar con intensidad, no tener preocupacio-nes… Sin embargo vivir es estar abiertos a la esperanza, entregar-nos y desgastarnos en el servicio a la humanidad, compartirnos y compartir nuestros bienes con los demás, es vivir sembrando el amor por doquier y ser humildes. Vivir es respetar la vida, la nuestra y la de los demás, es trabajar por la dignidad de todos.

Por todo ello Jesús es nuestro Camino, nuestra Verdad y nuestra Vida. A nosotros nos toca ser sus testigos y ser realmente camino, verdad y vida en la sociedad.

¡Sean felices y déjense querer por Dios!

Fuente: El Taller de la Serenidad