Reflexión Dominical 2017-04-09: Inicio de la Semana Santa.


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Mateo 26, 14 – 27, 66

INICIO DE LA SEMANA SANTA

Hoy comenzamos los católicos nuestra semana mayor, la Semana Santa.

La Eucaristía hoy, tiene dos partes, la primera en la que bendeciremos las ramas de olivo y en la que recibiremos a Jesús. No podemos quedarnos sólo en la alegría de la procesión y las ramas, porque lo importante es cómo recibimos a Jesús. Muchos lo haremos como a un líder que nos sacará de nuestros problemas, de nuestras miserias; otros veremos en Él al Hijo de Dios, que con su ejemplo de vida nos animará a vivir trabajando por el Reino de Dios, aunque en muchas ocasiones no seremos comprendidos por los más cercanos a nosotros y, menos aún, por quienes viven alejados de la práctica religiosa.

La segunda parte es el relato de la Pasión. En él acompañaremos a Jesús en sus momentos de soledad y de dolor. Recorreremos el camino del dolor del que sufre en sus carnes la enfermedad, la injusticia, la soledad, el abandono; los que sufren por una sociedad que los margina y los despoja de la dignidad de tener vivienda y trabajo.

Pero, también, deberíamos caer en la cuenta de la confianza plena de Jesús en su Padre, confianza que nosotros también debemos tener. Dios, desde el primer momento, ha escuchado la súplica de su Hijo, igual que escucha la nuestra; no lo deja sólo, tampoco a nosotros. Dios responde a las súplicas de Jesús devolviéndolo a la vida después de la muerte, también nosotros si confiamos resucitaremos con Él.

Seguir a Cristo es cambiar de forma radical nuestra vida, es vivir según la voluntad de Dios, diciendo «Hágase en mi según tu Palabra»

Vivamos esta semana Santa haciendo que sea un encuentro personal con Jesús que nos acercará al Padre. Demos un cambio radical a nuestra forma de vivir, seamos más cercanos, acogedores y solidarios.

Fuente: El Taller de la Serenidad