Reflexión Dominical del 6 de noviembre de 2016: Jesús, los saduceos y la resurrección


LA PALABRA DE DIOS
Evangelio de san Lucas 20, 27-38

JESÚS, LOS SADUCEOS Y LA RESURRECCIÓN

En el evangelio de hoy se observa como las personas que no son seguidoras de Jesús, intentan ponerlo en ridículo y mofarse de Él. Pero Jesús no engaña, no pretende en ningún momento crear vanas expectativas con respecto a la resurrección.

A la pregunta que le hacen sus opositores sobre a qué marido pertenecerá la viuda después de haberse casado siete veces, Jesús, contesta sin alterarse, para Él lo importante es transmitir que Dios es un Dios de vivos y no de muertos.

En este mes de Noviembre que hemos dedicado un día de forma especial a todos los difuntos, hemos visto en las homilías como se resalta la esperanza, la misericordia de Dios, la acogida que Él nos da definitivamente en su infinito amor.

Vivimos tiempo de desesperanza, de fe arrinconada para poner otras cosas en su lugar. No queremos pensar en el final de nuestra trayectoria, ni en la de nuestros seres queridos. Pero queramos o no llegará.

A la luz de este evangelio, preguntémonos:

¿Qué me aporta la fe a nivel personal, cuando pierdo a un ser querido?

¿Creo realmente que al dejar esta vida, me encontraré cara a cara con el Dios de la vida?

¡Feliz semana!, sean felices y regalen felicidad

Fuente: El Taller de la Serenidad